¡Hoy es un día histórico para el Perú! El poder Ejecutivo aprobó el Decreto Legislativo 1384, que reconoce y regula la capacidad jurídica de las personas con discapacidad y promueve su inclusión, modificando en 63 puntos el Código Civil y reemplazando la clasificación de “incapacidad absoluta y relativa” por “capacidad plena y restringida”. Esto significa que, de ahora en adelante, las personas con discapacidad podrán ejercer sus derechos de manera plena, autónoma y en igualdad de condiciones, eliminando la figura de la interdicción.

La reforma permite que a partir de la fecha las personas con discapacidad no requieran de un representante, antes denominado “curador”, para poder votar, vender o comprar, casarse, hacer un testamento, entre otros. Ahora podrán ejercer estos derechos sin que una tercera persona tome sus decisiones: solo en caso de que así lo requieran, podrán contar con un “apoyo” (personas que brindarán asistencia y serán elegidos por las personas con discapacidad) y/o un “salvaguardias” (medidas para garantizar el respeto de los derechos, la voluntad y las preferencias de la persona que recibe el apoyo).

¿Qué es la "Interdicción"? ¿Por qué debe ser reemplazada por sistemas de apoyos?El Ejecutivo recibió facultades para…

Posted by Sociedad y Discapacidad – Sodis on Wednesday, August 15, 2018

El Decreto Legislativo elimina además el internamiento involuntario de las personas con discapacidad y señala que a partir de ahora cualquier persona puede solicitar la reversión de la interdicción de personas con discapacidad, dictada con anterioridad a la entrada en vigencia de esta norma, para la designación de apoyos y salvaguardias.

En un comunicado emitido el día de hoy por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Relatora Especial sobre los derechos de las personas con discapacidad, Catalina Devandas, reconoció esta reforma como “un hito en el reconocimiento de la ciudadanía plena de las personas con discapacidad“. Señaló además que constituye “un ejemplo a seguir para todos los Estados“, puesto que “reconocen la capacidad jurídica de todas las personas con discapacidad, eliminan todo régimen restrictivo de sus derechos y proporcionan los apoyos que les permitan tomar sus propias decisiones”.

Esta nueva norma constituye un antes y un después en los esfuerzos por la inclusión social, la desestigmatización y la no discriminación, diferenciando claramente la discapacidad de la incapacidad. ¡Felicitamos de todo corazón a nuestros amigos de SODIS y a todas las personas involucradas en esta Reforma!

#TodosPorLaSaludMental
#DiscapacidadNoEsIncapacidad